Johnson se ha vuelto a comprometerse a que Reino Unido abandone el bloque comunitario sin nuevos aplazamientos: “Vamos a realizar el Brexit el 31 de octubre”, ha señalado, sin más precisiones, aunque en las últimas semanas ya había dejado claro que forzará la salida con o sin acuerdo, cueste lo que cueste.

El ex alcalde de Londres y líder de la campaña por el “brexit” o salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), Boris Johnson, será el próximo primer ministro británico en sustitución de Theresa May, al imponerse en las elecciones primarias conservadoras.

Johnson, que partía como favorito para suceder a Theresa May, competía con el actual ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, en un proceso electoral que comenzó el pasado junio, tras el anuncio de dimisión de la actual “premier”, Theresa May, por la crisis del “brexit”.

La última votación, en la que participaban ya todos los afiliados tories, ha arrojado un resultado incontestable, con 92.153 votos favorables a Boris Johnson, más del 66 % del total, frente a los 46.656 recabados Jeremy Hunt. Y todo ello con una participación elevada de los militantes: ha votado el 87,4 % de los 159.320 que podían hacerlo.

En cualquier caso, es consciente de que no concita un consenso unánime, por lo que ha tratado de insuflar optimismo a los conservadores, con un llamamiento a la unidad. “Sé que habrá gente por ahí que cuestionará el juicio de vuestra decisión”, ha admitido en un breve discurso pronunciado poco después de anunciarse el resultado de la votación, aunque ha recalcado: “No estamos intimidados por el reto, sabemos que podemos lograrlo”.

Ese reto lo ha resumido en los tres objetivos que ha reiterado a lo largo de la campaña de las elecciones internas: “Completar el Brexit, unir al país y derrotar a [el líder de la oposición, el laborista] Jeremy Corbyn. Eso es lo que vamos a hacer”, ha vuelto a prometer