La suma de los tories con los unionistas irlandeses es de 320 diputados, uno más que la oposición. Johnson depende ahora del apoyo total de su grupo, algo que en el Parlamento británico no está garantizado.