La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, expulsó este lunes (30.12.2019) a la embajadora de México, así como a la encargada de Negocios y al cónsul de España, en una escalada del incidente en el que estuvieron involucrados diplomáticos españoles en la legación mexicana en La Paz.

“El Gobierno constitucional que presido ha decidido declarar personas ‘no gratas’ a la embajadora de México en Bolivia, María Teresa Mercado, a la encargada de Negocios de España en Bolivia, Cristina Borreguero, al cónsul, Álvaro Fernández y al grupo de presuntamente diplomáticos encapuchados y armados”, dijo Áñez en una declaración de prensa.

“Este grupo de representantes de los gobiernos de México y de España ha lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del gobierno constitucional de Bolivia”, ha sostenido Jeanine Áñez, según informan los medios locales.

El Gobierno español ha respondido a las expulsiones de miembros de la delegación diplomática española en La Paz con la expulsión de tres diplomáticos bolivianos destinados en Madrid. La respuesta es una medida de reciprocidad habitual en este tipo de casos.

Las tres personas que tendrán que abandonar España son el encargado de negocios de Bolivia en España, Luis Quispe Condori, el agregado militar, Marcelo Vargas Barral y el agregado policial, Orso Fernando Oblitas Siles.