Ocho días de bloqueos de calles impiden el transporte de insumos médicos en medio de la pandemia de coronavirus

La Conferencia Episcopal Boliviana emitió un comunicado este lunes con el título: “El derecho a la vida y a la salud”, en el que reitera su disponibilidad para facilitar el diálogo y exhorta a los dirigentes sindicales a “deponer actitudes de violencia, levantar los bloqueos y aceptar un diálogo sereno en búsqueda de soluciones”.

Ante la coyuntura social, los obispos piden a los dirigentes sindicales a no poner en peligro la salud y la vida de los bolivianos, “sirviendo a consignas políticas y reivindicando la realización de elecciones en medio de una subida acelerada de contagios y muerte de tantos compatriotas, además de agravar la ya difícil situación económica” que vive el país. Por tanto, les exhortan a deponer actitudes de violencia, levantar los bloqueos y aceptar un diálogo sereno en búsqueda de soluciones.

En un texto conjunto, la Iglesia, la UE y la ONU señalaron que es momento de buscar el bien común y “no para poner en peligro la convivencia pacífica, democrática e institucional entre todos los bolivianos”. Además, explicaron que buscan acercamientos con los movimientos sociales -que están detrás de los cortes de calle- y los partidos políticos con el objetivo de abrir una mesa de diálogo, probablemente este miércoles.

“Creemos en el diálogo como el instrumento adecuado para construir acuerdos y garantizar un camino de justicia, progreso en paz, entendimiento, salvaguarda a los derechos humanos y respeto entre todos”, añade el texto.