A través de un mensaje de voz del líder del grupo yihadista, Abubakar Shekau

El grupo yihadista nigeriano Boko Haram se ha atribuido el secuestro de más de 300 estudiantes de una escuela de educación secundaria atacada el pasado viernes en el estado de Katsina, en el noroeste de Nigeria.

“Nosotros estamos detrás de lo que ocurrió en Katsina”, ha afirmado el líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, en un mensaje de audio publicado por el portal informativo nigeriano HumAngle. 

Al menos 333 adolescentes siguen desaparecidas después del ataque de su liceo en el estado de Katsina, en el noroeste de Nigeria, a centena de kilómetros del territorio de Boko Haram, que opera habitualmente  en el noreste del país, alrededor del lago del Chad. Más de un centenar de hombre armados que se desplazaban en moto atacaron el viernes de noche la escuela rural situada en la ciudad de Kankara.

Centenas de adolescentes huyeron y se refugiaron en el bosque aledaño. El rapto fue en un principio atribuido a grupos armados llamados “bandidos” que aterrorizan a la población en esa región inestable, donde los secuestros para obtener rescates son frecuentes.

Este secuestro es una muestra importante de la propagación de la influencia de los grupos yihadistas en el noreste de Nigeria. Por su parte, el presidente Muhammadu Buhari condenó el ataque y ordenó que se refuercen las medidas de seguridad en todas las escuelas.