El suizo Joseph Blatter ha sido reelegido para su quinto mandato al frente de la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA) a pesar de los últimos escándalos de corrupción que le ponían en entredicho.

Blatter, con 133 votos,  se ha quedado a sólo siete votos de ser elegido en primera ronda; el príncipe jordano Ali Bin Al-Hussein,  su único rival, no ha obtenido los apoyos suficientes a pesar de la reciente pérdida de credibilidad de su oponente helvético. El príncipe se ha retirado de la votación haciendo así innecesaria la segunda vuelta.

El mandatario suizo, pese a las peticiones de dimisión y de aplazo electoral, ha optado por seguir adelante y condenar una corrupción que, ha asegurado, se ha producido fuera de su control. Así, esta tarde, a sus 79 años, afrontará la difícil tarea de hacer frente a las sospechas que se ciernen sobre la organización y la amenaza de la posible pérdida de suculentos patrocinios.