La emisaria de la ONU pide “medidas muy duras” contra el ejército

La ONU debe tomar “medidas muy duras” contra el ejército de Myanmar para que el país vuelva a la democracia tras el golpe de Estado por parte de la junta militar, dijo el miércoles (03.03.2021) la emisaria de las Naciones Unidas para Birmania, Christine Schraner Burgener.

“Tuve una discusión con el ejército y les advertí de que los Estados miembros y el Consejo de Seguridad podrían tomar medidas enormes y fuertes. La respuesta fue: ‘Estamos acostumbrados a las sanciones y hemos sobrevivido a ellas en el pasado'”, reveló la diplomática a reporteros. “Creo que los Estados miembros tienen que tomar medidas muy duras”, agregó.

Burgener cifró en al menos 38 las personas que murieron el miércoles en las protestas pacíficas contra la junta militar, violentamente reprimidas por las fuerzas de seguridad. Al menos dos menores murieron ayer abatidos por disparos de las fuerzas de seguridad.

Fue la jornada más sangrienta de la represión por parte de la junta militar que tomó el poder el pasado 1 de febrero, tras una década de frágil democracia en el país asiático.

Mientras, en las primeras horas de este jueves los manifestantes se preparaban para un nuevo día de protestas en varias ciudades el pais. Los participantes empezaron a reunirse por la mañana en Rangún, la mayor ciudad del país y antigua capital, además de en Mandalay, en un ambiente de estupor e indignación tras la matanza del día anterior.