Mons. Kondrusiewicz regresaba de un viaje a Polonia

El lunes 31 de agosto, guardias fronterizos de Bielorrusia negaron la entrada a Mons. Tadeusz Kondrusiewicz, Arzobispo de Minsk-Mogilev y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos del país.

En declaraciones a Catholic.by, el portal oficial de la Iglesia Católica en Bielorrusia, el Obispo Auxiliar de Minsk-Mogilev, Mons. Yuri Kasabutsky, confirmó que su arzobispo estaba regresando de un viaje a Polonia este lunes. “En el cruce fronterizo de Kuznica Bialystok-Bruzgi, los guardias fronterizos de la República de Bielorrusia negaron la entrada al país sin explicación al jefe del Episcopado católico bielorruso”, declaró.

El Arzobispo de Minsk-Mogilev, Mons. Kondrusiewicz, se pronunció recientemente en defensa de los manifestantes después de una polemica elección presidencial el 9 de agosto. La semana pasada exigió una investigación sobre los informes de que la policía antidisturbios bloqueó las puertas de una iglesia católica en Minsk mientras retiraba a los manifestantes de una plaza cercana.

Asimismo, el 19 de agosto, rezó en el exterior de una prisión donde manifestantes arrestados habrían sido torturados. 

El 21 de agosto, Mons. Kondrusiewicz se reunió con el ministro del Interior, Yuri Karaev, para expresar su preocupación por la dura respuesta del Gobierno a las protestas.

Bielorrusia, un país de 9.5 millones de habitantes que limita con Rusia, Ucrania, Polonia, Lituania y Letonia, ha sido escenario de protestas generalizadas desde que Alexander Lukashenko fue declarado ganador de las elecciones presidenciales con el 80% de los votos.