El representante especial de la ONU para Libia informó que las partes en conflicto en ese país recibieron el texto final de un acuerdo de paz que deberían empezar a implementar para el 20 de octubre.

En conferencia de prensa en Skhirat, Marruecos, Bernardino León, dijo que el trabajo mediador de Naciones Unidas ha terminado y que ahora la responsabilidad es de los actores libios.
01-14-2015Bernardino_Leon“Ahora depende de los participantes en este diálogo reaccionar frente al texto, pero no en términos de agregar comentarios o regresar a negociar algo más, sino que es momento de que digan sí, queremos trabajar juntos y superar estos desafíos, o no, no queremos hacerlo”, apuntó.

El diplomático advirtió que si las partes decidieran decir no, estarían optando por la incertidumbre y las dificultades para trabajar con la comunidad internacional y con otros libios, lo que colocaría al país en una situación aún más complicada de la que vive actualmente.
Agregó que si bien el texto no dejará completamente satisfecho a cada libio, es la única opción para alcanzar la paz.

León indicó que los participantes en las negociaciones dijeron que presentarán a sus candidatos para el gobierno de unidad nacional este fin de semana con la intención de llegar a un acuerdo antes del 1 de octubre.
En este sentido, el enviado de la ONU destacó la urgencia de que el acuerdo se implemente antes del 20 de octubre, ya que en esa fecha termina el mandato de la Cámara de Diputados, lo que crearía un vacío de poder en el país.

El gobierno español expresa su gran satisfacción por el logro de que la mediación de Naciones Unidas en la crisis libia haya culminado su esfuerzo de meses con la presentación a las partes un texto considerado ya como definitivo para conseguir un acuerdo nacional que abra la puerta a la paz y a la reconciliación en Libia. España rinde también homenaje a la tenaz labor del representante especial del secretario general de Naciones Unidas, Bernardino León, y a toda la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización en Libia (UNSMIL) y así como a todo el equipo negociador.​