La oficina del Presidente Reuven Rivlin ha anunciado la designación del líder del Likud como el candidato elegido tras los comicios de la semana pasada.

La petición de Rivlin llegaba justo después de que Netanyahu y Benny Gantz, de Azul y Blanco, no consiguieran llegar a un acuerdo sobre un gran pacto de unidad que pusiera en marcha el país.

Netanyahu tiene ahora hasta seis semanas para intentar formar un gobierno que se antoja complicado. Su partido, Likud, cuenta con 55 escaños (32 suyos más los 23 de sus socios ultraortodoxos) por 54 del centrista Azul y Blanco en coalición con otras tres formaciones.