Benedicto XVI será rodeado de sus seres queridos en su retiro de CastelGandolfo.
Hace pocos días llegó su hermano mayor, Georg, y estarán también presentes las personas que siempre siguen a su lado: en primer lugar monseñor Georg Gaenswein, aunque ahora está muy ocupado en Roma como prefecto de la Casa Pontificio.    También estarán las cuatro laicas consagradas de la comunidad Memores Domini que siempre lo acompañan, y su histórica secretaria Birgit Wansing.     

“Me encuentro frente al último tramo del camino de mi vida y no sé qué me espera. Sé, sin embargo, que está la luz de Dios”; había dicho anunciando su renuncia el pasado 11 de febrero.
En las imágenes de su histórica reunión con el papa Francisco, Joseph Ratzinger se vio desmejorado y después corrieron rumores sobre su supuesta grave enfermedad, puntualmente desmentidos por la sala de prensa vaticana.

Hoy día, las jornadas del Papa emérito se dividen entre plegarias, lecturas, pequeños paseos y música: el piano de su residencia incluso fue restaurado precisamente en vista de su llegada.
En mayo debería estar lista su nueva residencia en el Vaticano, pero no hay ningún dato sobre la fecha exacta de la mudanza de Benedicto XVI.