Hasta alcanzar los 1,35 billones de euros

El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado este jueves la ampliación en 600 millones de euros su programa de compra de bonos públicos y privados para hacer frente a la pandemia del COVID-19, Pandemic Emergency Purchase Program (PEPP), hasta alcanzar los 1,35 billones de euros.

El organismo también ha decidido ajustar el horizonte de finalización del programa, extendiendo el plazo hasta junio de 2021. Mientras, los fondos que se obtengan de los vencimientos se seguirán reinvirtiendo hasta, al menos, finales de 2022.

El BCE explica que las compras continuarán realizándose de manera “flexible”, en todas las “clases de activos y entre jurisdicciones”.

Por otro lado, el organismo ha decidido mantener los tipos en el 0,00% en junio, al igual que la tasa de facilidad de depósito (-0,50%) y la de facilidad de préstamo (0,25%).