BBVA ha realizado una emisión de $1.500 millones de un nuevo tipo de deuda perpetua eventualmente convertible en acciones, con lo que es la primera entidad europea que refuerza su posición de capital Tier I con los nuevos instrumentos. La colocación se ha producido apenas unas semanas después de la aprobación de la nueva normativa de capital en Europa.
mapa-mundi-BBVA

Ante la importancia creciente de la posición global de capital de las entidades, BBVA ha decidido liderar el mercado con una emisión de un nuevo instrumento que computará como Additional Tier I bajo CRD-IV (BIS III), como Capital Principal para el Banco de España y como Buffer Convertible Capital Securities según la Autoridad Bancaria Europea (EBA en sus siglas en inglés).  

El nuevo instrumento es perpetuo, con cupón discrecional no acumulativo y absorción de pérdidas vía conversión en acciones ante eventos de solvencia. El cupón de la emisión es de un 9%, 50 puntos básicos por debajo de la referencia inicial ante la fortaleza de la demanda. La emisión se ha colocado entre inversores cualificados extranjeros con un libro de órdenes que superó los $9.000 millones y con la participación de más de 400 inversores. Entre ayer y hoy, BBVA ha presentado el producto a potenciales compradores en Singapur, Hong Kong, Londres y Zúrich.

“Hemos reforzado sustancialmente nuestra base de capital y hemos liderado el mercado”, dijo Manuel González Cid, director financiero de BBVA. “Una vez más, BBVA ha contado con un amplísimo respaldo de los inversores internacionales”.

Con esta emisión BBVA refuerza aún más su posición de capital y solvencia, beneficiando al conjunto de sus accionistas y clientes. Tras la emisión la ratio core capital de BBVA en términos pro-forma se situaría en el 11,5% frente al 11,2% en marzo, mientras la ratio Tier I alcanzaría el 11,6%.