El Parlamento iraquí ha nombrado este martes al político kurdo Barham Saleh como nuevo presidente de Irak por mayoría absoluta en la segunda ronda de votación, tras la retirada del otro candidato, Fuad Husein. Su primer ministro será Adel Abdelmahdi, quien fuera vicepresidente entre 2005 y 2001, designación acordada por las dos coaliciones más votadas en las elecciones de mayo. Ahora, dispone de un plazo de 30 días para formar Gobierno y someterlo a la aprobación del Parlamento.

Saleh, quien ocupó el cargo de viceprimer ministro iraquí entre 2004 y 2005 y entre 2006 y 2009, se impuso con 219 votos, frente a los 22 que recibió su contrincante, Husein. Su elección supone un paso hacia el desbloqueo de la crisis política que arrastra el país desde las elecciones de mayo.

Político de ideas moderadas e ingeniero de profesión, Saleh residió largo tiempo en Reino Unido y, cuando ha ocupado cargos de responsabilidad, ha defendido la colaboración de su país con la comunidad internacional, en especial con Estados Unidos.