El barco de la organización humanitaria Sea Watch reclamó el domingo que se le asigne un puerto “inmediatamente” al que trasladar a los 454 inmigrantes que tiene a bordo, después de haberles rescatado en aguas del Mediterráneo central.
En los últimos días llevó a cabo seis operaciones de salvamento, la última en la tarde del sábado, cuando rescató a 51 inmigrantes que viajaban hacinados en una precaria embarcación de madera. En total acoge a bordo a 454 personas, entre ellos muchos niños.

Por otro lado el barco humanitario “Ocean Viking”, de la organización SOS Méditerranée, desembarcó la pasada tarde a 236 inmigrantes, la mitad menores no acompañados, en el puerto siciliano de Augusta (sur de Italia). Todos fueron sometidos a la prueba del coronavirus.