Antonio Ortega: “Supone esfuerzos compartidos entre las personas que permanecerán en la entidad y las que tienen que salir”

Bankia ha cerrado un principio de acuerdo con los sindicatos sobre las condiciones del plan de reestructuración de la entidad, que afecta tanto al expediente de regulación de empleo como a las personas que continúen en Bankia.

El principio de acuerdo alcanzado se enmarca dentro de las condiciones del Plan de Reestructuración 2012-2017 aprobado por las autoridades españolas y europeas.

El director general de Personas, Medios y Tecnología de Bankia, Antonio Ortega, destacó que el acuerdo “supone esfuerzos compartidos para las personas que permanecerán en la entidad, que permiten introducir mejoras en las condiciones de aquellos que tienen que salir”.

En virtud de este acuerdo, añadió Ortega, “Bankia podrá avanzar en la consecución de los objetivos de eficiencia de su Plan Estratégico, que fijan lograr un ratio por debajo del 50%”.

El número máximo de personas que se verán afectadas por el ERE será de 4.500, frente a las 5.000 planteadas inicialmente. Además, la entidad seguirá intentando reducir esta cifra mediante acuerdos de externalización de servicios con proveedores.

El pacto alcanzado, además, fomenta la voluntariedad, al introducir condiciones más favorables para aquellas personas que abandonen la entidad de forma voluntaria.

Asimismo, se busca la empleabilidad, mediante la creación de una bolsa de trabajo para todos los empleados que quieran acogerse a la misma. Se fija una indemnización mínima y, si el trabajador no logra un empleo transcurridos 18 meses, se le complementa la cuantía a percibir.

El acuerdo permite dotar de estabilidad a la organización y evitar el conflicto laboral que pudiera derivarse de la ausencia del mismo.

Una vez se produzca la firma definitiva del acuerdo formal con los sindicatos, se abrirá el periodo de ejecución de todas las medidas incluidas en el Plan de Reestructuración de Bankia.