La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha anunciado que el Bono Formación incluido en los Presupuestos Generales del Estado para 2018 facilitará a los jóvenes inscritos en la Garantía Juvenil una contraprestación de más de 1.000 euros al mes por formarse y trabajar a través de un contrato de formación y aprendizaje.

En el transcurso de una visita realizada hoy al Servicio Público de Empleo Estatal para hacer balance de sus programas y actividad y preparar los programas de consolidación de empleo, la ministra ha explicado que el Anteproyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado contempla medidas importantes, debatidas con los sindicatos y las organizaciones empresariales, para insertar en el mercado laboral a los jóvenes que se quedaron fuera, a través del Bono Formación Garantía Juvenil y del Bono Conversión a Indefinidos. “Ambas medidas, ha asegurado, constituyen una mano tendida para poner a los jóvenes por delante”.

El Bono Formación Garantía Juvenil dará un impulso histórico a la Formación Profesional Dual y permitirá a través de la firma de contrato de formación y aprendizaje, adquirir competencias profesionales en el seno de una empresa mientras se obtiene un certificado de profesionalidad. Además, según ha subrayado Báñez, este contrato permitirá la percepción de una ayuda directa de 430 euros durante un periodo de 18 meses”.

De esta forma, los inscritos en la Garantía Juvenil que suscriban un contrato de formación y aprendizaje “estudiarán y trabajarán a la vez y tendrá una contraprestación económica de más de mil euros”.

La segunda medida a la que se ha referido la ministra, el Bono Conversión a Indefinidos 250, dará estabilidad a la inserción laboral, y consiste en una bonificación en las cuotas empresariales de 250 euros/mes (3.000 euros/años) durante 3 años. De esta medida serán beneficiarias las empresas que conviertan en indefinidos dichos contratos de formación y aprendizaje.