La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha intervenido en el Consejo EPSSCO, que ha tenido lugar en Bruselas, donde ha abordado asuntos relativos a la brecha salarial e igualdad de las mujeres, la implementación de la Garantía Juvenil, el semestre europeo 2018 y el futuro de la Europa Social post 2020.

La ministra ha destacado los avances de España en la efectiva incorporación de la mujer al mercado laboral en un plano de igualdad. España ha reducido, según Eurostat, en 4,5 puntos la brecha salarial desde 2012, situándose en el 14,2%, por debajo de la media europea.

España es de esta manera el país de la Eurozona en el que más ha caído la brecha salarial desde 2012. Báñez ha precisado, a su vez, que hoy hay más mujeres trabajando que nunca en nuestro país, 8.499.533 afiliadas a la Seguridad Social.

Para seguir disminuyendo su traslado a la brecha en pensiones, Báñez ha explicado que se puso en marcha un complemento de maternidad, que ha favorecido que más de 350.000 mujeres hayan visto incrementada su pensión: “Esto significa que la mitad de las que han accedido a la jubilación han visto aumentar su pensión hasta un 15% en reconocimiento de su aportación como madres”.

Durante su intervención, la titular de Empleo ha explicado a sus colegas europeos que queda mucho camino por recorrer y, por eso, el Gobierno de España lleva desde el pasado mes de noviembre trabajando con interlocutores sociales en una reforma del Estatuto de los Trabajadores, de la Ley de Igualdad y de otras normas para seguir aumentando la participación de la mujer y reducir la brecha salarial.

Estas medidas pretenden reforzar la transparencia retributiva en la línea que establece la Recomendación de la Comisión sobre la transparencia salarial de 2014.

Entre las medidas en las que se está trabajando destacan la obligación de las empresas de comunicar información desagregada en función del género sobre la cuantía de la retribución, requerir auditorías salariales en las empresas de más de 250 trabajadores y sancionar a las empresas que no faciliten la información o no elaboren planes de igualdad.

La ministra ha avanzado que pretende continuar trabajando en el marco del diálogo social con nuevas medidas a favor de la corresponsabilidad y la conciliación con la elaboración de un Pacto Nacional para la Conciliación y la Racionalización de Horarios desde el que impulsar mecanismos de flexibilización de la jornada laboral o de la organización del trabajo y la formación vinculada al mismo.

Avances que complementarán la ampliación de los 8 a los 12 años del derecho a la reducción de jornada por cuidado de hijos, o la ampliación en 2017 de 2 a 4 semanas del permiso de paternidad que ha adoptado ya España, y la regulación del teletrabajo y que servirán de plataforma sobre la que avanzar de cara a la implementación de la futura directiva de conciliación de la vida personal y laboral.