Los principales bancos europeos se han desplomado una media de un 5% en la apertura de la sesión bursátil después de que se haya impuesto el corralito en Grecia y se haya cerrado la Bolsa de Atenas.

El IBEX 35 ha abierto la jornada con un recorte del 5,25%, una caída que se moderaba a las 10.20 horas hasta el 3,97%, lo que dejaba al selectivo instalado en los 10.920,5 enteros. En este contexto, los dos grandes bancos españoles, BBVA y Santander, cedían un 5%.

Por su parte, los bancos italianos Unicredit e Intesa perdían más de un 5%, mientras que la Bolsa de Milán se dejaba casi un 4%. Lo mismo sucedía con el alemán Deutsche Bank, que recortaba un 5,4%, cuando la plaza alemana cedía un 3,7%.

El banco europeo que mejor aguantaba las caídas era el británico HSBC, que perdía un 2,4%. La Bolsa londinense, mientras tanto, caía un 1,7%.

La prima de riesgo de España comenzaba la sesión con gran volatilidad y en pocos minutos sumaba cerca de 70 puntos desde el cierre del viernes hasta situarse en 186, su nivel más alto desde marzo de 2014.

El rendimiento del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide el riesgo país, superaba el 2,5%, su nivel más alto desde agosto, hasta el 2,539%, en tanto que el interés del bono germano bajaba hasta el 0,730% desde el 0,922% del viernes.

Tanto el euro como el barril de petróleo Brent comenzaban a la baja en sus respectivos mercados, ya que la moneda única europea se cambiaba a 1,1025 dólares, y el crudo de referencia en Europa cotizaba en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres a 62,39 dólares, un 1,37% menos que al cierre del viernes.