SG_659103_Stakeout_jpg

Foto de archivo ONU/Mark Garten

Un informe del Secretario General de la ONU presentado el martes ante el Consejo de Seguridad analiza la amenaza que aún representa el ISIS para la paz y la seguridad internacional a pesar de los esfuerzos para contrarrestarlo.

Ban Ki-moon destaca que las medidas militares, financieras y de aplicación de la ley han causado cuantiosas pérdidas al grupo terrorista, no obstante, este sigue constituyendo un importante reto.
En este sentido, recomienda unidad y acción en la búsqueda de soluciones políticas a conflictos, especialmente el de Siria. Al igual que abordar las causas subyacentes de esas guerras, además del fortalecimiento operativo y legal para obstruir la financiación del ISIS.

El secretario general adjunto para Asuntos Políticos, Jeffrey Feltman, presentó el documento.
“La emergencia del ISIS fue facilitada por los prolongados conflictos y la inestabilidad en Iraq y Siria, así como el debilitamiento de las instituciones y la incapacidad de los Estados de ejercer control efectivo de los territorios y las fronteras. El grupo, que se beneficia del flujo de recursos de capital y sus alianzas con el crimen transnacional organizado, expande sus operaciones a otras regiones”, advirtió.
Feltman también lamentó que continúe sin ser reducido su potencial de reclutamiento entre los jóvenes.

Según el informe del Secretario General se estima que 3.000 combatientes terroristas extranjeros, originarios de 100 países, están activamente involucrados y asociados a esa nucleación extremista.