BankiEn el marco de un evento de alto nivel dedicado a evaluar la situación presente y las perspectivas de futuro en ese país, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, manifestó que la República Centroafricana necesita con urgencia garantías de que la paz y que la estabilidad en ese país sean prioridades para la comunidad internacional y expresó su profunda preocupación por la escalada de violencia en los últimos días.

“Es claro que la violencia más reciente en Bangui está destinada a desestabilizar el país y a poner en peligro el proceso de transición. No podemos permitir fuerzas que socaven los logros alcanzados durante el pasado año y nieguen las aspiraciones de una amplia mayoría de centroafricanos a la paz y a una vida mejor”, ha señaló Ban Ki-moon.

Asimismo, Ban aludió a los avances conseguidos en el terreno político y en particular en lo relativo a la preparación de elecciones en este año con las que se completaría el proceso de transición. Por otra parte, manifestó que los sucesos de los últimos días en la República Centroafricana ponen de evidencia lo necesario que es el apoyo internacional y superar las divisiones religiosas y entre comunidades.

Además, el titular de la ONU agregó que la reunión convocada este jueves era una señal de respaldo a la conclusión pacífica de la transición y también para centrarse en las prioridades sobre las que se debe trabajar en el próximo año y medio.

Ban Ki-moon señaló que a pesar de las aportaciones de la Unión Europea, la Unión Africana y otros Estados miembros, hay escasez de fondos para afrontar las necesidades de seguridad y de estabilidad y garantizar los derechos humanos para todos.