Azerbaiyán y Armenia se han acusado mutuamente de violar la recién estrenada tregua humanitaria que entró en vigor a las 00:00 hora local del domingo (20:00 GMT del sábado).

“Pese a la declaración de un nuevo alto el fuego humanitario, las fuerzas armadas de Azerbaiyán otra vez han violado el acuerdo”, ha dejado escrito en Facebook Shushán Stepanián, portavoz del Ministerio de Defensa de Armenia, quien ha precisado que “hacia las 07:20 horas (03:20 GMT), con apoyo de fuego de artillería, el enemigo lanzó una ofensiva en el sector sur (embalse de Judaferin) con el fin de ocupar posiciones ventajosas”. “Hay bajas en ambos lados”, añade.

A su vez, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán ha denunciado que las fuerzas armenias atacaron con fuego de morteros y artillería “los alrededores de la ciudad de Dzhabraíl y las aldeas liberadas de la ocupación en el distrito homónimo que se encuentran a lo largo del río Araz”.

“Las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán adoptan medidas adecuadas en su posiciones en toda la línea del frente”, señala el comunicado de Defensa, que asegura que los ataques armenios no produjeron bajas entre los efectivos azerbaiyanos.

Bakú y Ereván acordaron una tregua humanitaria a partir de las 00.00 hora local de este domingo (20.00 GMT del sábado), solicitada por los países copresidentes del Grupo de Minsk para el arreglo del conflicto de Nagorno Karabaj (Estados Unidos, Rusia y Francia).