Los convoyes de ayuda iraníes están a la espera del permiso de entrada por parte del gobierno en Bagdad para entrar en territorio iraquí y ser distribuidos entre las comunidades cristianas que han sufrido la limpieza étnico-religiosa en el norte del país por parte de los yihadistas el Estado Islámico.

Según informa la Agencia Fides, Irán ya ha enviado ayuda humanitaria a las minorías religiosas que han sufrido la violencia del IS, desde el inicio de la explosión de la emergencia.

Ahora están listos para partir los convoyes humanitarios con alimentos, tiendas de campaña, ropa y material de atención médica y sanitaria destinados a los cristianos que han encontrado refugio en Erbil y otras áreas del Kurdistán iraquí. Las autoridades iraníes que operan en la zona – refiere Betkolia – ya han contactado con las comunidades cristianas locales para coordinar la distribución de la ayuda.

Antes de Navidad, el embajador iraní en Ammán Mojtaba Ferdowsjpour había visitado al arzobispo Maroun Lahham, vicario patriarcal para Jordania del Patriarca de Jerusalén de los Latinos; el diplomático iraní, en esa ocasión, reiteró que “la República Islámica de Irán está dispuesta a ayudar a los cristianos de Iraq y Siria para aliviar su sufrimiento y sus penas”.

“Irán”, dijo a la Agencia Fides el Arzobispo Lahham “tiene, sin duda, un papel crucial en Oriente Medio. Está en contacto permanente con la Santa Sede, con quién comparte diálogos muy importantes. Esperamos que la contribución de Irán tenga un efecto positivo en la búsqueda de soluciones a la crisis que afecta a las poblaciones de Iraq y Siria”.