La pandemia obliga a una de las mayores aerolíneas del continente americano a recortar temporalmente sus vuelos.