Lo anunció este martes el canciller austríaco, Sebastian Kurz.