El Partido Popular austríaco (ÖVP) y el ecologista Los Verdes han pactado este miércoles una coalición de Gobierno, en la que los conservadores se quedan con las principales carteras y recuperan poder respecto al breve bipartito que formaron con los ultranacionalistas la pasada legislatura.

Tras siete semanas de negociación, conservadores y ecologistas han cerrado un programa para los próximos cinco años, después de los comicios anticipados ganados con rotundidad el pasado 29 de septiembre por el ÖVP y su jefe, Sebastian Kurz, que repetirá ahora como canciller (jefe de Gobierno), según informa la agencia APA.

El acuerdo debe aún ser certificado por Los Verdes en el congreso federal que el partido celebrará este fin de semana.

Sebastian Kurz y el líder de Los Verdes, Werner Kogler han comparecido para anunciar el acuerdo, aunque los medios austríacos señalan que los detalles del programa de Gobierno se darán a conocer este jueves.