Un total de 108 ballenas han sido rescatadas en el mayor varamiento masivo registrado en Australia. Las autoridades se disponen a deshacerse de los cuerpos de las 380 que fallecieron.