Tres personas han muerto este jueves en Australia al estrellarse un avión cisterna que combatía los incendios forestales que arrasan el país

Este mismo jueves (23.01.2020), los incendios forestales en las proximidades de la capital australiana, Canberra, obligaron a cerrar el aeropuerto de la ciudad a vuelos comerciales, informaron las autoridades, mientras se reactivaba la alerta de peligro por fuego por una subida de las temperaturas. Con la medida, en el aeropuerto operarán por ahora únicamente aviones que trabajan en el combate a los incendios.

También en la región de Sídney, donde los termómetros alcanzaron los 41 grados, hoy se temen condiciones de calor intenso, fuertes vientos y potenciales tormentas que podrían agravar la situación.