El estado de Victoria, en el sureste de Australia, extendió el jueves (09.01.2020) el estado de desastre declarado a causa de los incendios forestales y llamó a la población a evacuar las zonas de peligro antes de que la situación se complique de nuevo en los próximos días.

La medida, que da más poderes a las autoridades para tomar posesión de propiedades privadas y ordenar evacuaciones, fue adoptada ante la previsión de un aumento de las temperaturas hasta los 40 grados y fuertes vientos que podrían agravar la veintena de focos activos en este estado.

Las autoridades urgieron a la población a salir de las zonas en las que se extendió el estado de desastre, que incluyen la zona alpina y el municipio de East Gippsland, en el sureste de Victoria, donde los fuegos han causado tres muertos y calcinado 244 casas desde Año Nuevo.