El cierre fue anunciado tras registrarse el lunes 127 infecciones

Las autoridades australianas han anunciado este martes que cerraran sus fronteras entre los estados Victoria y Nueva Gales del Sur, los más poblados del país, desde la medianoche del miércoles tras un rebrote del COVID-19 en la ciudad de Melbourne. El confinamiento afectará a cerca de 6,6 millones de habitantes.

El cierre fue anunciado después de que se registraran este lunes 127 infecciones, la mayor cifra diaria en esta zona desde el inicio de la pandemia.

La población de los estados de Victoria y Nueva Gales del Sur es de 13,9 millones, lo que supone más del 50 por ciento del total de Australia.

El coronavirus ha infectado a 2.663 personas y mató a 22 en Victoria. En Australia, más de 8.500 personas han sido infectadas y 106 han muerto, según el recuento de la Universidad Johns Hokpins.