Logra implementar todos los ODS en el quinto aniversario de la Agenda 2030 de la ONU

Atlantic Copper reafirma su compromiso con un futuro más sostenible y pone en valor los logros alcanzados en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) cuando se cumple el quinto aniversario de su aprobación, por parte de todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas, como parte de la Agenda 2030, cuyo fin es acabar con la pobreza, proteger el planeta y mejorar la vida y las perspectivas de las personas en todo el mundo.

Javier Targhetta, consejero delegado de la compañía, ha manifestado su satisfacción ante el grado de cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad. “Estamos absolutamente concienciados y comprometidos con los Objetivos marcados por las Naciones Unidas, los cuales llevamos impulsando muchos años antes de que se aprobara la Agenda 2030. En este sentido, nuestra vocación siempre ha sido, y será, posicionarnos como una compañía adelantada al futuro, y hoy el futuro pasa por alcanzar estos Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

En 2020, cuando se cumplen 5 años de la firma de los ODS, la compañía ya ha logrado implementar en todas sus áreas de actuación los objetivos de Naciones Unidas, convirtiéndose en ejemplo y referente de sostenibilidad industrial.  

Las personas

La compañía metalúrgica desarrolla acciones sociales que están orientadas a mejorar la vida de las personas de su entorno (ODS 1, 2, 3, 4 y 5) y para combatir la desigualdad y la pobreza, colabora a través de aportaciones económicas con entidades sociales sin ánimo de lucro y organizaciones humanitarias con fines sociales que generan un gran impacto en el territorio.

La educación constituye otro de los ejes fundamentales de la inversión de la compañía en fines sociales. Atlantic Copper mantiene una estrecha relación con instituciones de educación onubenses como la Universidad de Huelva o la UNIA, con las que colabora con un amplio programa de Becas Nacionales e Internacionales, becas de comedor, proyectos de investigación, favoreciendo la Formación Profesional o a través de ayudas. Por otro lado, y para garantizar una vida sana y saludable, Atlantic Copper desarrolla programas deportivos y de ejercicio al aire libre, realizando donaciones para materiales a hospitales provinciales e impulsando un Plan Empresa Saludable. Asimismo, ha puesto en marcha la Escuela Nutricional y colabora económicamente con organizaciones sin ánimo de lucro como Cruz Roja o el Banco de Alimentos de Huelva.

Además, para romper la brecha de género y avanzar en la igualdad real de mujeres y hombres, desarrolla planes para la prevención del acoso y de igualdad y política retributiva, impulsando la promoción femenina en puestos de mando e integración en otros puestos y favoreciendo la conciliación familiar igualitaria. La compañía ha avanzado significativamente en este ámbito y, en la actualidad, el 44% de los puestos de dirección general están ocupados por mujeres.

El Planeta

Atlantic Copper es consciente del entorno privilegiado en el que se asienta, junto al Paraje Natural Marismas del Odiel, de ahí que desarrolle numerosas actuaciones de conservación y protección (ODS 6, 13, 14 y 15) para contribuir a construir un planeta más sostenible y respetuoso con el medio ambiente. La planta ha adecuado sus instalaciones para una gestión del agua sostenible, convirtiéndose asimismo en la fundición más eficiente del mundo con menor consumo energético unitario. Por otro lado, para combatir el cambio climático y sus efectos, la compañía ha adoptado el Sistema de Gestión Ambiental 14001:2015, así como el Sistema de Gestión Energética 50001:2011, reduciendo el uso de recursos naturales y las emisiones de CO2. Además, posee el Sistema de Gestión Ambiental certificado por ISO 14001 desde 1998 y está adherida a la certificación EMAS desde 1999, con una política ambiental enfocada mejorarla calidad del medio ambiente en las áreas donde opera.

Atlantic Copper aboga por una industrialización inclusiva y sostenible, invirtiendo anualmente unos 10 millones de euros en innovación para mejorar los procesos productivos y la gestión interna con criterios de sostenibilidad, y a través del empleo de las mejores tecnologías disponibles en todos los procesos, ha conseguido reducir el impacto ambiental de sus operaciones. También desarrolla acciones divulgativas en el entorno orientadas a la conservación de la biodiversidad y el uso sostenible de los recursos marinos y de los ecosistemas terrestres, como el campamento de verano ‘Mi Marisma, Mi Escuela’, que la Fundación impulsa en colaboración con las consejerías de Educación y Deporte y de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.  

Prosperidad

Atlantic Copper impulsa proyectos para reducir la desigualdad (ODS 7, 8, 9, 10, 11 y 12), promoviendo un crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, y el trabajo decente favoreciendo condiciones laborales dignas, fomentando el empleo joven e impulsando la economía local a través de proveedores onubenses. Así, la actividad productiva de Atlantic Copper genera un importante dinamismo económico en la provincia, aportando un valor añadido bruto medio anual de unos 150 millones de euros y el mantenimiento de numerosos puestos de trabajo, que, en 2019, contabilizando directos, indirectos en inducidos, alcanzaron los 2.634. Además, realiza evaluaciones y homologaciones de sus proveedores para constatar que cuentan con condiciones laborales dignas, contratos a largo plazo y que sus salarios son justos. Transparencia. Empleo.

Atlantic Copper también trabaja para garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna. Para ello, ha incorporado el Sistema de Gestión Energética ISO 50001 y ha invertido una media de 10 millones de euros en proyectos de I+D+I. Gracias a ello, el Complejo Metalúrgico de Huelva ha reducido su consumo unitario de energía en un 36% en los últimos 15 años y ha sido reconocida como la fundición de menor consumo energético por unidad de cobre del mundo.

Gobernanza

Atlantic Copper también defiende la colaboración pública-privada (ODS 16 y 17) que impulse una producción industrial responsable con el apoyo de las administraciones, así como a través de políticas de Responsabilidad Social Corporativa que favorezcan estas alianzas. Para promover sociedades pacíficas e inclusivas, la compañía tiene implementado un código de conducta y un plan de prevención de delitos, así como distintas acciones formativas para la plantilla, cuyo fin es favorecer un clima laboral respetuoso e inclusivo. Todo ello ha llevado a la empresa a ser reconocida con el Sistema de gestión de la RSC IQNetSR10, que recoge las mejores prácticas y recomendaciones a nivel internacional en materia de responsabilidad social. En 2019, la compañía recibió la certificación AENOR ISO 19601 sobre Sistemas de gestión de Compliance Penal.