Tanto el cobre como el ácido sulfúrico son esenciales para abastecer a otras industrias de las cadenas sanitaria y alimenticia

Atlantic Copper mantiene su actividad durante el estado de alarma como industria proveedora de productos de primera necesidad, ya que tanto el cobre como el ácido sulfúrico son esenciales para abastecer a otras industrias de las cadenas sanitaria y alimenticia.

Entre otros usos finales, se encuentran la elaboración de fertilizantes, la producción de aceite de oliva y la industria azucarera, con la importancia que ello, por tanto, supone para la disponibilidad de alimentos, la fabricación de cables de cobre para uso sanitario y componentes de los aparatos electrónicos de hospitales y supermercados, entre otros.

“Las autoridades sanitarias y los trabajadores de la salud que se encuentran en la primera línea de la pandemia dependen del cobre para el equipamiento y las tareas críticas, como los componentes de los ventiladores, el suministro y almacenamiento de electricidad, el transporte, la comunicación y el agua potable”, ha subrayado Carlos Ortiz, director general de Metalurgia de Atlantic Copper.

Refuerzo de medidas de seguridad

Desde comienzo de mes, la compañía viene intensificando las medidas de prevención y seguridad -tanto sanitarias como organizativas- para garantizar el bienestar de los empleados, contratistas y suministradores, y contener las posibilidades de propagación del coronavirus en los centros de Madrid y Huelva.

Estas medidas están recogidas en el Protocolo Interno de Actuación ante el Coronavirus (CoVid-19), puesto en marcha el pasado 6 de marzo y que ha sido revisado en dos ocasiones para adaptarlo a las circunstancias operativas, de personal y regulatorias. Algunas de las medidas incluidas en el documento han sido propuestas por el Comité de Empresa, con quien se mantiene una constante comunicación y participación a través del presidente y los delegados de Prevención.

El Protocolo Interno de Actuación ante el Coronavirus (CoVid-19) tiene como objetivo transmitir indicaciones obligatorias y algunas recomendaciones adicionales a las personas que desarrollan su actividad en las instalaciones de la compañía de forma habitual, para evitar su contagio y al mismo tiempo, asegurar la producción y el suministro a clientes.

Asimismo, incluye la monitorización de los clientes y proveedores críticos que, a la fecha de hoy, nos han confirmado que operan siguiendo sus propios protocolos y sin incidencias.

El Protocolo incluye la puesta en marcha de sistemas de teletrabajo, que afecta al 33% de la plantilla; mientras que, en las actividades presenciales, se han decalado las horas de entrada de los primeros turnos para evitar la interacción de personas y la coincidencia en los vestuarios, y se ha minimizado el servicio de comedor, dotándolo a su vez de normas adicionales de higiene y no concurrencia.

La limpieza de las instalaciones también se ha intensificado, con tres turnos diarios, y se han dado instrucciones restrictivas para reducir el tránsito de personas por la planta. Los empleados disponen de carteles recordatorios y señales indicativas con recomendaciones sobre las distancias de seguridad que deben guardar para evitar riesgo de contagio, así como instrucciones para el lavado correcto de manos y un protocolo a seguir, en coordinación con el Servicio Médico, en el caso de que un empleado notara cualquier síntoma.

Igualmente, se ha abierto un nuevo canal de comunicación a través de un WhatsApp corporativo, para tener una comunicación muy fluida y permanente con todas las personas que prestan sus servicios.

La fundición onubense mantiene constante comunicación con otras empresas asociadas a AIQBE con el fin de evaluar este nuevo escenario y establecer estrategias conjuntas.

Acción solidaria con el Banco de Alimentos de Huelva

La Fundación Atlantic Copper ha iniciado una campaña solidaria entre todos los empleados de la compañía para recaudar fondos que irán destinados al Banco de Alimentos.

“Una vez determinada la cuantía total de las aportaciones, la Fundación donará adicionalmente el doble de dicha cantidad, contribuyendo de este modo entre todos a mejorar la situación de aquellos colectivos más desfavorecidos en unos momentos especialmente difíciles”, ha asegurado su presidente, Helio Mariscal.