Son ya cinco los muertos por el ataque terrorista de martes en en Viena. Entre los fallecidos está uno de los agresores que, según el ministro austriaco de Interior, Karl Nehammer, era simpatizante del grupo Estados Islámico.

Hay además 18 heridos, siete de ellos graves. Entre estos últimos, hay un policía. Fuentes oficiales indican que las lesiones están causadas por arma de fuego, pero también por arma blanca. Las autoridades han pedido a los ciudadanos que hagan todo lo posibles por permanecer en sus hogares. Las informaciones son todavía confusas.

Hombres armados abrieron fuego en seis lugares distintos del centro de Viena el lunes por la noche, incluida la sinagoga principal de la capital, matando al menos a cinco personas e hiriendo de gravedad a varias en lo que Austria llamó un “repulsivo ataque terrorista”.

08.30 Ataque terrorista en el centro de Viena deja tres muertos y varios heridos

El terrorista abatido por la policía tras el atentado en Viena que ya ha causado tres civiles muertos era un “simpatizante” del grupo Estado Islámico (EI), anunció este martes (03.11.2020) el ministro austriaco del Interior.

“Es una persona radicalizada que se sentía cercana al EI”, declaró Karl Nehammer en una conferencia de prensa. El balance de los tiroteos se eleva ya a tres muertos, dos hombres y una mujer, según los últimos datos proporcionados por la policía.

Viena tiene 1.000 oficiales de policía desplegados en la ciudad y las investigaciones están en pleno desarrollo. El público todavía debe evitar el centro de la ciudad, dijeron las autoridades.

“No podemos descartar ahora mismo que pueda haber otros perpetradores”, dijo Nehammer.

La policía dijo que tres transeúntes murieron en el ataque.

El atentado, el primero que sufre Viena en 35 años, comenzó con un tiroteo sobre las 20.00 (19.00 GMT) en una céntrica calle de donde se ubica la principal sinagoga de Viena, que estaba cerrada en ese momento, y muy cercana a una frecuentada zona de bares.

Desde ahí, los agresores se desplazaron por el centro de la ciudad, ametrallando indiscriminadamente a quienes ocupaban las terrazas de los locales.

Siete policías usaron anoche sus armas y uno de los agresores “fue neutralizado a las 20:09 horas”, precisó Pürstl.

Tres civiles  murieron por los disparos de los atacantes, mientras que otras quince personas se encontraban hoy hospitalizadas tras resultar heridas, algunas de ellas graves.