El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha informado este miércoles de que no ha habido ningún estadounidense herido en el ataque perpetrado por el regimen iraní contra dos de sus bases militares durante la madrugada. “Parece que Irán no quiere continuar la escalada y esto es algo muy postivivo para todas las partes implicadas y para el mundo”, ha subrayado.

Del mismo modo, Trump anunció nuevas “poderosas” sanciones contra Irán hasta que “cambie su comportamiento” y aseguró que sigue evaluando “opciones” para responder al ataque contra bases militares estadounidenses en Irak.

“Mientras seguimos evaluando opciones, EE. UU. inmediatamente impondrá sanciones adicionales contra el régimen iraní. Estas sanciones estarán en vigor hasta que Irán cambie su comportamiento”, avisó el mandatario.

Trump pidió además a las potencias mundiales, como el Reino Unido, Francia y Rusia, que rompan con el acuerdo nuclear de 2015 con Irán para renegociar un nuevo pacto. “Debemos trabajar todos juntos hacia un acuerdo con Irán que haga el mundo un lugar más seguro y pacífico”, dijo Trump en su discurso.