Lorenzo Amor: “España no puede salir adelante con 280.000 autónomos aún cerrados desde el confinamiento”

Solo 125.000 de los tres millones de autónomos, cuatro de cada 100, cobrarán las prestaciones de cese de actividad especial o cese de actividad extraordinario para autónomos de temporada que se pusieron en marcha el 1 de julio.

Así lo señalan desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, apuntando que son más de 250.000 autónomos a los que se les ha dejado atrás, sin poder abrir sus actividades y sin percibir la prestación por cese de actividad.

“Son 280.000 autónomos que no han vuelto a la actividad desde el confinamiento o bien tienen bajos ingresos, pero no que cumplen altos los requisitos exigibles”, ha asegurado Lorenzo Amor, presidente de ATA. “Hoy lunes toca pagar la cuota de autónomos, y estos autónomos que no han reiniciado la actividad desde marzo pagarán el 50% de la cuota sin trabajar ni producir. La gran mayoría no han podido acogerse a la nueva prestación. Hay que cambiar la norma y ayudar a estos autónomos”.

Entre los impedimentos para percibir la prestación por cese de actividad especial puesta en marcha el 1 de julio está el de ser beneficiario de tarifa plana o algún tipo de reducción en cotizaciones; llevar menos de un año como autónomo o estar en pluriactividad. “Son causas que han significado que muchos autónomos no soliciten esta prestación o se les haya denegado”, ha añadido Amor. “Pero España no puede salir adelante con 280.000 autónomos aún cerrados desde el confinamiento, más de un millón en la cuerda floja y con caídas de actividad superior al 60%”.

Desde la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, consideran “ridículas y escasas” las prestaciones concedidas por cese de actividad. “Es necesario revisar el acuerdo, hay que tomar medidas porque el contexto es diferente a cuando se plantearon las prestaciones, la demanda es muy baja, hay muchos autónomos que todavía no han abierto, y los rebrotes son una realidad”, apuntan.

ATA ya ha presentado un Plan de Emergencia para salvar autónomos, empresas y empleos con diez medidas urgentes que Gobierno y Administraciones deben impulsar ante la situación de deterioro económico por los rebrotes y restricciones sanitarias. “Esperar un día más es llegar tarde”, ha concluido el presidente de ATA.