Uno de cada tres autónomos, el 33,5%, aseguran que sus pérdidas son superiores a 30.000 euros

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA, hemos querido hacer balance de un año de pandemia, con unas restricciones por necesidades sanitarias que han tenido, tienen y tendrán consecuencias económicas de enormes proporciones, con toque de queda nocturno, con confinamientos, cierres perimetrales, cierres de actividades, restricciones a la movilidad, etc.

Las respuestas en este noveno barómetro con especial incidencia en las consecuencias que la COVID-19 está produciendo en los autónomos españoles reflejan la complicadísima situación que están atravesando a lo largo de este año. De sus respuestas se deduce que más de dos millones de autónomos han perdido más de 15.000 euros en facturación en 2020. Es decir, en total los autónomos españoles han perdido en 2020 más de 65.000 millones de euros en esta pandemia.

Este es uno de los principales resultados que se extraen de una encuesta realizada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA a autónomos entre el 4 y 7 de enero sobre la previsión que tienen respecto a sus negocios y la valoración que hacen de estos meses de pandemia.

Se han recibido 2.085 respuestas dándose por válidas 1.981, comprobando que se cumplen los extractos representativos por comunidad autónoma y sector, así como el margen de error válido, ya que 1.981 cuestionarios validados para una población finita de 3.271.408 (número de afiliados al RETA de diciembre de 2020, datos medios) y a nivel de confianza de 95%, el margen de error de +/-2,25%, teniendo en cuenta la heterogeneidad del colectivo (pq 0,50).

“No podemos retrasar más la prórroga del cese de actividad para los autónomos y facilitar que puedan acceder a él aquellos que no la solicitaron en marzo, porque no la necesitaban, o porque estaban percibiendo otras prestaciones como una baja por enfermedad o por maternidad o paternidad. Se avecina un desastre para autónomos, empresas y trabajadores si no se acompaña de un plan urgente de medidas económicas. 2020 ha sido un año horrible para miles de autónomos que han tenido que reducir sus plantillas, tener pérdidas de las cuales no saben si se va a recuperar y en ocasiones tener que echar el cierre en la ruina más absoluta. Se hace urgente establecer desde ya un plan de emergencia, y con vistas a unos meses muy complicados, a una tercera ola que ya tenemos aquí y tras un intenso temporal con medio país paralizado por la nieve o el agua. Necesitamos liquidez e impulsar el consumo y la demanda con el fin de amortiguar la caída de la actividad y evitar el cierre de empresas y autónomos y por ende la destrucción de empleo”, ha valorado Lorenzo Amor, presidente de ATA, en la presentación del IX Barómetro de ATA.

Situación actual del negocio

En primer lugar, y ante la incertidumbre ya comentada, queremos conocer la situación de los autónomos y sus actividades actualmente, en la que prácticamente todas las comunidades autónomas han puesto en marcha fuertes medidas restrictivas en actividades que afectan directamente a los autónomos, como hostelería y comercio.

Actualmente, tres de cada cuatro autónomos tienen algún tipo de restricciones en su negocio. En torno al 12% de los autónomos encuestados, el 12,4% concretamente, lo que extrapolado al total del colectivo estaríamos hablando de casi 400.000 autónomos tienen sus negocios y/o actividades cerradas en estos momentos, de los que el 5,5% asegura llevar con su negocio cerrado desde el pasado mes de marzo. (tabla 1). Además, un 56,6% afirma que, aunque ha abierto, está funcionando al 50%.

El 23,6% de los autónomos encuestados desde ATA asegura que está abierto y funcionando con total normalidad y un 1% reconoce estar funcionando incluso mejor que antes de la pandemia.

Los resultados muestran que ocho de cada diez, un 83,6%, de los autónomos aseguran que la facturación de su negocio se ha visto reducida respecto a la del año anterior y para la mitad de ellos, la caída ha sido superior al 60%. El 10,5% asegura que se ha mantenido y hay un 3,6% que considera que su facturación a pesar de todo ha aumentado.

Si nos detenemos en los que aseguran que ha aumentado su facturación (3,6% de los encuestados) podemos afirmar que este incremento ha sido para la mitad (54,6%) un incremento entre un 10 y un 20% de su facturación con respecto a la del año anterior. El 25,8% de ese 3,6% de autónomos que asegura que su negocio va mejor ahora que el año pasado ha incrementado la facturación en más de un 60%.

Mucho más complicada está siendo la situación para ese 83,6% que asegura que su facturación se ha visto reducida en lo que llevamos de año (gráfico 2). Especialmente para un 9% de los autónomos que no está ingresando nada.

El 51,7% de los autónomos han visto reducida su facturación comparado con el año pasado en un 60% o más, lo que en términos absolutos y extrapolando al total del colectivo, 1.700.000 autónomos afirman que su actividad ha caído más de un 60%.

Ante estas cifras, desde ATA han preguntado una estimación de la pérdida anual del negocio. Los autónomos estiman en más de 65.000 millones de euros la pérdida en este 2020. Uno de cada tres autónomos, el 33,5%, aseguran que sus pérdidas son superiores a 30.000 euros donde principalmente se encuentra el sector de los eventos, ocio (ocio infantil, nocturno, cultura y espectáculos) y en menor medida, pero un número importante, el sector del comercio. Y dos millones de autónomos, el 61,5% del total, ha visto caer su facturación en 2020 en 15.000 euros o más.

Futuro del negocio

El último apartado de este Barómetro de ATA en enero de 2021 analiza la opinión de los autónomos sobre si su negocio podrá mantenerse en los próximos meses.

Si nos centramos en ese 77,7% de los autónomos que creen que su facturación se reducirá y le preguntamos por cuánto se va a ver reducida esa actividad, podemos decir que el 43,9% van a ver disminuida su actividad por encima del 60%.

Otra de las cuestiones que hemos preguntado a los autónomos en este Barómetro es qué tiempo considera que necesitará la economía para recuperarse. Dos de cada tres autónomos, casi el 70% los que prevén que la economía tardará más de un año en recuperarse, de los que el 28,4% cree que serán más de dos años. Solo el 3,4% creen que en seis meses debería remontar su economía.

Continuando con las previsiones, los autónomos nos contestan que su previsión de poder mantener la plantilla es positiva para el 47,3% de los autónomos que creen que mantendrán el empleo de todas las personas que trabajan junto a él y un 2,2% la aumentará. Unos 280.000 autónomos, el 17,1% de los que tienen trabajadores creen que tendrán que disminuir su plantilla en los próximos meses.

Y en cuanto al negocio en sí, los autónomos creen que van a tener que cerrar uno de cada diez (9,7%), unos 300.000 autónomos. En el mismo sentido los autónomos opinan que la economía general tardará en recuperarse aun bastantes meses, más de la mitad (el 56,2%) cree que tardará más de dos años.