“Los datos de paro no reflejan la situación real de la economía española ni la situación que están viviendo los autónomos”

Los datos de empleo publicados hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social muestran como durante el mes de julio la Seguridad Social sumó 161.217 cotizantes, la mayor subida en un mes de julio desde 2005 y el número de parados descendió en 89.849 personas, lo que supone la mayor caída en un mes de julio desde 1997.

A pesar de estos datos, el balance interanual sigue siendo negativo. Aún hay 747.656 afiliados menos a la Seguridad Social que hace un año y la reducción del número de parados registrados en julio, no compensa la subida de meses previos: en marzo se incorporaron 302.265 trabajadores a las filas del desempleo; en abril, otros 28.891; en mayo, más de 26.500, y en junio, 5.107.

Por su parte, el número de cotizantes autónomos a la Seguridad Social aumentó durante julio en 17.505 nuevos autónomos.

“Los datos de paro, de empleo y de afiliación de autónomos con los que nos despertamos hoy son buenos y reflejan la activación de muchas empresas y autónomos durante el mes de julio, así como la vuelta al trabajo de muchos trabajadores. No obstante, estos datos son un espejismo de lo que vendrá en los próximos meses: más paro y más destrucción de empleo”, señala Lorenzo Amor, presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA.

“Los datos de paro no reflejan la situación real de la economía española ni la situación que están viviendo los autónomos. Desgraciadamente la demanda está complicada y no hay relación directa entre activación de negocios y recuperación tal y como confirman también los datos que hemos conocido de turismo. Todo apunta que en los próximos meses los datos irán a peor. Por ello, es necesario tomar medidas, poner en marcha un Plan de Emergencia, que permitan salvar empresas, salvar autónomos y salvar empleo”, señala Lorenzo Amor.

Julio suma 17.505 autónomos

Durante el mes de julio, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, RETA, sumó 17.505 nuevos autónomos, frente al descenso de 7.767 autónomos registrados el mes de julio del año pasado.

“Así, tras los descensos de autónomos en los meses anteriores, los datos vienen a reflejan cómo si bien en años anteriores entre abril y junio el número de autónomos aumenta por el alta de los autónomos de temporada, este año la apertura y el alta en la actividad se ha ido retrasando hasta el mes de julio, gracias a la exoneración de cuotas a la Seguridad Social. Para muchos autónomos les daba igual tener abierto que cerrado, al no tener que hacer frente a las cuotas la Seguridad Social”, señala Lorenzo Amor.

Por comunidades autónomas, solo País Vasco perdió cotizantes autónomos en el mes de julio, concretamente 78 autónomos cotizando a la Seguridad Social menos que en el mes de julio. Los mayores aumentos fueron los de Andalucía (+4.028 autónomos), Cataluña (+3.032), Comunidad Valenciana (+2.420) y Baleares, con 2.295 autónomos más que el mes anterior.

Si hablamos de datos de afiliación de autónomos por género, las autónomas aumentaron el mes de julio en 6.602 cotizantes y los varones en 10.903 personas.

Por sectores, únicamente educación (-1.338 autónomos) y agricultura (-752 autónomos) registraron descensos en el mes de julio. Hostelería ha sido la que mayor aumentó registró, +1,9%, lo que supone 5.968 cotizantes más que en junio, como consecuencia directa de lo que hemos comentado del retraso de la apertura a julio de actividades que antes de producía en los meses de abril – mayo.