Uno de los voluntarios sufre “una enfermedad potencialmente inexplicable”, indicó la farmacéutica

“Esta es una acción de rutina que sucede siempre que hay una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos mientras se investiga, asegurándonos de que se mantiene la integridad de los estudios”, indicó un portavoz de AstraZeneca a la cadena CNBC y al medio especializado Stat.

El estudio está probando una vacuna anticovid que está siendo desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, investigadores en varios sitios, incluido el Reino Unido, reportado eventos.

De acuerdo con el sitio de noticias médicas Stat, se sospecha que hubo una grave reacción adversa en un participante del ensayo con base en Gran Bretaña, por lo que la empresa detuvo voluntariamente las pruebas de la vacuna de Oxford para revisar datos de seguridad e investigar, en lo que insistió es “una acción rutinaria”.

Además de los Estados Unidos, la vacuna está siendo probada en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica.  En total, unas 50.000 personas iban a recibir la vacuna.