“Si bien estos serán moderados”

De cara a los próximos tres meses, Asempleo espera que el empleo siga contrayéndose hasta que no finalicen las restricciones al movimiento y a la actividad económica.

El indicador apunta a que la afiliación “volverá a caer con fuerza” en abril, en línea con lo observado durante la segunda mitad de marzo. Además, apuntan que la destrucción de empleo en abril vendría “liderada” por todos aquellos sectores no esenciales afectados por el RDL del 29 de marzo.

Suponiendo que las medidas restrictivas finalizaran a mediados del mes de mayo, “se espera que el mercado laboral se estabilice durante dicho mes, a medida que la actividad económica retome progresivamente su pulso habitual”. Así, habrá que esperar hasta junio “para poder observar crecimientos en la afiliación, si bien estos serán moderados”.

Respecto a la EPA del primer trimestre, reconocen que “no podrá reflejar todo el impacto del Covid-19 dado que la crisis sanitaria solo afecta a uno de cada seis días analizados en dicha encuesta” y, por tanto, se espera que la ocupación crezca hasta los 19,8 millones de personas y la tasa de paro se sitúe en 14,2% (+0,4 respecto a 4T19).

“Si se suman a los datos de afiliados los de trabajadores afectados por los ERTE, el impacto total de la fase más aguda de esta crisis podría superar los tres millones de trabajadores” confiesa Andreu Cruañas, presidente de Asempleo.