Los migrantes fallecidos en el naufragio de una patera  en la costa de la isla de Lanzarote han aumentado a nueve tras la recuperación de cuatro nuevos cuerpos sin vida este jueves, que se suman a los cinco localizados tras el vuelco de la embarcación en la zona de Caleta de Caballo, en el municipio de Teguise, según ha confirmado la Delegación del Gobierno en las Islas Canarias.

Los efectivos de emergencias hallaron este miércoles a cuatro supervivientes del naufragio, todos ellos hombres de origen magrebí. Después, localizaron en aguas de la isla de Lanzarote, los cuerpos sin vida de cinco ocupantes de la patera, a los que se suman los cuatro que han sido encontrados esta mañana.

Los testimonios de los supervivientes difieren en cuanto al número de personas que viajaban en la patera, ya que algunos de los ocupantes hablan de quince o dieciséis y otros de entre doce y catorce, por lo que los servicios de emergencia prosiguen su búsqueda por mar y aire para encontrar a las personas que aún no han sido localizadas.

Cruz Roja se encargó de atender en Caleta Caballo a los supervivientes localizados.