Según el último recuento este martes del Departamento de Bomberos, asciende a 63 asciende el número de muertos por un corrimiento de tierra en medio de fuertes lluvias que sepultó el pasado viernes unos 25 edificios en el estado Mon, situado en el sureste de Birmania (Myanmar).