Un total de 20 personas, entre ellas varios niños, murieron en el derrumbe este miércoles de un edificio de tres plantas que albergaba una escuela de primaria en Lagos (suroeste de Nigeria), según cifras oficiales dadas hoy por las autoridades locales.