El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Niño, se ha reunido con el presidente de la Comité Nacional de Transporte por Carretera, Ovidio de la Roza, así como con representantes de las principales asociaciones que componen el  mismo, CETM, FENADISME​R, ANTID, FETRANSA Y ASTIC, con el fin de informar al sector del transporte de la puesta en marcha de la Plan  de desvío voluntario de tráfico pesado de las carreteras convencionales a las autopistas de peaje.

Por parte del Ministerio de Fomento también han asistido el director general de Transporte Terrestre, Joaquín del Moral, y el director general de Carreteras, Jorge Urrecho.​

En la reunión, que da continuidad a los contactos que se han mantenido anteriormente, se ha informado de las principales características de la prueba piloto con la que se ha comenzado la implantación del Plan, que hoy se ha puesto en marcha en seis tramos de carretera, en total en 318 kilómetros, y que supondrá significativos ahorros de coste y de tiempo para los vehículos pesados.

Se han aclarado las diversas dudas sobre la aplicación práctica de las bonificaciones previstas, que se aplicarán a los vehículos pesados de cuatro o más ejes que cuenten con dispositivos de telepeaje, y se ha informado sobre la señalización y otras medidas que se están llevando a cabo para su difusión entre los usuarios.

Ambas partes han manifestado su interés por que la prueba piloto que ha comenzado sea todo un éxito y se pueda extender a nuevos tramos de la red de autopistas de peaje estatal. En este contexto, se ha acordado mantener un nuevo contacto en el mes de septiembre, en el que poder valorar el resultado de los dos primeros meses de su aplicación.

Asimismo, el secretario general de Infraestructuras ha informado sobre el interés del ministerio de Fomento en dar continuidad al Plan en el año 2016, para lo cual se está previendo la inclusión de las correspondientes partidas en el borrador del proyecto de Presupuestos Generales del Estado actualmente en elaboración.​