El argentino Rafael Grossi fue elegido este martes (29.10.2019) director general de la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA), primer latinoamericano a la cabeza de esta institución cuyo principal desafío actual es controlar las actividades nucleares de Irán.

El nombramiento de Grossi debe ser aún ratificado en una Conferencia General extraordinaria del OIEA que se celebrará en la segunda mitad de noviembre, un paso que se considera una mera formalidad. Su mandato está previsto que comience el primero de enero de 2020.

La OIEA juega un papel central en la lucha contra la proliferación nuclear, al comprobar que los países miembros del Tratado de no proliferación respeten sus compromisos en esta materia. Grossi asume la dirección general en momentos en que la OIEA, con sede en Viena y calificada como el “gendarme de la energía nuclear”, asume una responsabilidad cada vez más estratégica frente al Irán.

El nuevo director del OIEA ejercía actualmente como embajador de Argentina tanto ante Austria, Eslovenia y Eslovaquia, como ante los organismos internacionales con sede en Viena, entre ellos el propio OIEA.

Experto en temas de seguridad, desarme y no proliferación nuclear, Grossi reemplaza al japonés Yukiya Amano, fallecido en julio pasado a los 72 años, y quien dirigía ese organismo de la ONU desde 2009.

Nacido en Buenos Aires en 1961, Grossi es licenciado en Ciencias Políticas, especializado en historia y relaciones internacionales, y tiene formación sobre tecnologías, ciencia y aplicaciones nucleares.

Fuente: agencias