Lacunza era el ministro de Hacienda de la provincia de Buenos Aires, la más importante del país; hoy juró como nuevo ministro de Hacienda, tras la renuncia de Nicolás Dujovne como consecuencia de la derrota electoral del gobierno de Mauricio Macri en las elecciones primarias previas a las presidenciales de octubre, y el consecuente derrumbe de la cotización del peso argentino frente al dólar.