El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ha presentado este lunes un plan de austeridad con el que pretende convencer a los mercados de su voluntad de atajar la crisis fiscal, que, entre otras medidas, incluye la introducción de un impuesto sobre las exportaciones.

Macri aseguró también que va a reducir a menos de la mitad el número de ministerios de su Gabinete, en busca de recortar el gasto público. Las carteras de Energía, Trabajo, Modernización, Agroindustria, Salud, Turismo, Ambiente, Ciencia y Cultura se reducirán a secretarías de Estado, según un comunicado oficial. El hasta ahora ministro de Modernización, Andrés Ibarra, pasará a ocupar la vicejefatura de Gabinete.

El paquete de medidas, que el mandatario ha anunciado en un discurso televisado, será el que Argentina presente este martes ante el Fondo Monetario Internacional en Washington, con el fin de obtener un adelanto en los fondos ya comprometidos por el organismo internacional que sirvan para detener la caída del peso frente al dólar.