La carta fue firmada durante una ceremonia solemne en el marco de una visita del presidente ruso Vladimir Putin a Riad, la primera desde 2007.