La justicia de Arabia Saudí ha condenado a muerte a cinco personas por el asesinato y desaparición del periodista Jamal Khashoggi en octubre del año pasado en el consulado saudí de Estambul.

Otras tres personas han sido condenadas por encubrimiento a un total de 24 años en prisión, según ha explicado el portavoz de la Fiscalía, que ha sido el encargado de informar de la sentencia. 

En el juicio se investigaba a 11 personas. Los otros tres investigados, los de más alto rango, han sido absueltos por “falta de pruebas”. Se trata de Saud al Qahtani, ex-asesor del príncipe heredero Mohammed bin Salman; el ex-número dos de los servicios de Inteligencia, general Ahmed al Assiri; y el cónsul saudí en Estambul, Mohamed Al Otaibi. 

El portavoz de la Fiscalía ha asegurado que familiares del periodista, sus hijos y representantes de Turquía han asistido a las sesiones del caso.