Siempre que comienza un año nos planteamos los retos inmediatos que queremos acometer. Fundación Cajasol no es una excepción y comenzamos 2019 con mucha ilusión y energía, especialmente porque el trabajo que venimos desarrollando nos anima a perseverar en esta tarea.

Creo honestamente que cualquier observador ecuánime coincidirá conmigo en que Fundación Cajasol se ha convertido en uno de los referentes privados de mayor importancia en Andalucía, tanto por nuestro papel como dinamizador cultural, por nuestra acción social, el impulso al emprendimiento y la continuada presencia en multitud de eventos, acontecimientos y actividades.

No es este el lugar de hacer un repaso exhaustivo de nuestra tarea, pero permítanme al menos citar tres aspectos que caracterizan la labor de Fundación Cajasol y que en 2019 van a continuar siendo pilares de la misma.

Al primero acabo de hacer referencia y no es otro que la cultura. Creo que difícilmente puede encontrarse en Andalucía una institución que despliegue una actividad cultural equiparable a la nuestra. En todas nuestras sedes, a lo largo de todo el año, celebramos exposiciones y encuentros que enriquecen notablemente la vida cultural de Andalucía. Desde los ciclos de ‘Letras en Sevilla’ a las extraordinarias exposiciones de arte que acogen nuestras sedes, con la Sala Murillo como buque insignia.

En segundo lugar, el Club de Directivos se ha consolidado, a los cinco años de su nacimiento, como uno de los principales foros empresariales de España, algo natural si tenemos en cuenta que el Instituto de Estudios está considerado como una de las más prestigiosas escuelas de negocios de nuestro país.

Y, por último, un intangible muy importante: la Fundación Cajasol es probablemente la entidad que más impulsa el diálogo y el encuentro en numerosos ámbitos de nuestra vida social. Desde la política -especialmente importante han sido los encuentros conmemorativos del 40º aniversario de la Constitución Española celebrados en Sevilla y Cádiz-, al medioambiente, desde la economía a la difusión de nuestras tradiciones.

Profundizar en nuestro papel de agente dinamizador de la sociedad andaluza ante los muchos e importantes retos que nos plantea el nuevo año es nuestro objetivo. Hacerlo, además, manteniendo el esfuerzo que realizamos en obra social es nuestro particular desafío para 2019, para lo cual les aseguro que no regatearemos esfuerzos.

Antonio Pulido |Presidente de la Fundación Cajasol

Artículo incluido en el número de enero de la revista Agenda de la Empresa