Se prohibirá la entrada a los ciudadanos no japoneses que hayan estado en cualquiera de estas áreas en las últimas dos semanas, informó este lunes el periódico Asahi.